El Senado insta al Gobierno a crear la figura de coordinador de parentalidad para los divorcios conflictivos

La Comisión de Derechos de la Familia, Infancia y Adolescencia del Senado ha aprobado este lunes 10 de diciembre una moción del PP, con el voto en contra de Podemos y PNV y la abstención del PSOE, por la que instan al Gobierno a crear una figura de coordinador de parentalidad ante los casos de divorcios conflictivos.

La portavoz del PP en esta Comisión, María Beatriz Jurado, ha recordado que en España se registran 400.000 casos de ruptura matrimonial al año, que "en número muy alto" son conflictivos, y ha subrayado que los hijos se convierten en "víctimas de estas situaciones".

Jurado ha defendido que esta figura sería "positiva" porque ya se ha implementado en otros países y en algunas comunidades autónomas. Si bien, el resto de grupos políticos han planteado que sería mejor esperar a ver los resultados que arroja en las CCAA donde ya funciona o mejorar las herramientas que ya están en marcha, en lugar de crear una nueva figura.

En una enmienda a la moción, que ha sido rechazada por el PP, Podemos proponía que se mejoren los medios materiales y personales para la mediación, que se creen espacios amigables para la infancia en los Juzgados, que los profesionales mediadores tengan una formación específica en violencia de género o que se garantice el derecho de los menores a ser escuchados.

Por parte del PSOE, que también había presentado una enmienda que tampoco ha sido aceptada por el PP, la vocal socialista en la Comisión de Infancia, Matilde Valentín, ha insistido en la necesidad de evaluar los recursos que ya están implementados para mediar en los casos de divorcios conflictivos.

"En la administración de Justicia existen herramientas para casos de alta conflictividad, como los equipos psicosociales adscritos a los Juzgados que deberían potenciarse en todas las CCAA sin necesidad de crear una figura nueva ajena a nuestro sistema", ha planteado.

Además, varios grupos han criticado que la moción no especifique las funciones que tendría la figura de coordinador de parentalidad. En este sentido, la portavoz del Grupo Parlamentario Vasco en el Senado, Nerea Ahedo, ha preguntado al PP si plantean esta enmienda porque "dudan" de la formación de los profesionales que están trabajando con esos niños.

En esta línea, la vocal del PSOE en la Comisión ha añadido algunas preguntas como: "¿De quién dependería esta figura? ¿Cómo se define la alta conflictividad? ¿A cuántos supuestos de ruptura afectaría? ¿Es voluntario acogerse a esta figura? ¿Cuánto cuesta y quién asume el coste?".

En el texto de la moción, el Grupo Popular explica que el coordinador de parentalidad tendría como función la de acompañar a la familia que está atravesando una situación "traumática" desde que la sentencia de divorcio es firme, y enseñar habilidades parentales a los progenitores "para que dejen de denunciarse entre sí, retomen sus vidas y no frustren más a los hijos".

Ver noticia en La Vanguardia.

Contacto